jueves, 5 de febrero de 2009

11. Interrogatorio

Capitulo 11

Interrogatorio

CNN dio la historia primero. Me alegró que saliera antes de que tuviera que ir a la escuela, ansioso por escuchar la forma en que los humanos cuentan la historia, y qué cantidad de atención podría obtener.Afortunadamente, se trataba de un pesado día de noticias. Hubo un terremoto en América del Sur y el secuestro de un político en el Medio Oriente, así que terminó ganando sólo unos segundos, unas lineas, y una imagen granulada."Alonzo Calderas Wallace, presunto violador en serie y asesino buscado en los estados de Texas y Oklahoma, fue detenido ayer por la noche en Portland, Oregon, gracias a un tip anónimo. Wallace fue hallado inconsciente en un callejón esta mañana, a sólo unas yardas de la estación de policía. Los oficiales no son capaces de decirnos en este momento si va ser extraditado a Houston o la ciudad de Oklahoma para ser sometido a juicio. “La imagen no era clara, una mala toma y había tenido una espesa barba en el momento de la fotografía. Incluso si Bella lo vio, probablemente no le reconocería. Yo esperaba que no, eso la hubiera asustado inescesariamente."La cobertura aquí en la ciudad será la poca. Está demasiado lejos como para ser considerado de interés local ", me dijo Alice. "Fue una buena idea que Carlisle lo llevara fuera del estado." Yo asentí. Independientemente Bella no ve mucha TV, y yo nunca había visto a su padre viendo algo además de canales deportivos.Hice lo que podía. Este monstruo ya no iba a cazar, y yo no era un asesino. No recientemente, de todos modos. Tuve razón al confiar en Carlisle, tanto como aun deseaba que el mounstro no hubiera terminado tan fácil. Tenia la esperanza de que sería extraditado a Texas, donde la pena de muerte es tan popular…No. Eso no importaba. Me gustaría olvidarlo y concentrarme en lo que se es más importante.Deje la habitación de Bella hace menos de una hora. Yo ya estaba dolorido por verla de nuevo. "Alice, te importaría-" Ella me interrumpio. "Rosalie va a conducir va a actuar enojada pero sabes que va a disfrutar la excusa para mostrar su automóvil. " Alice se rio.Le sonreí "Nos vemos en la escuela." Alice suspiró, y mi sonrisa se convirtió en una mueca. Ya sé, ya sé, pensaba. Todavía no. Voy a esperar hasta que estés listo para que Bella me conozca. Tu deberias saber, sin embargo, no se trata sólo de mí siendo egoísta.Yo también le voy a gustar a Bella.No le conteste ya que estaba apresurado a la puerta. Era una forma diferente de ver la situación. Quisiera Bella saber de Alice? Tener una vampiro como mejor amiga? Conociendo a Bella… la idea probablemente no le molestaría en lo más mínimo. Frunci el ceño. Lo que Bella quería y lo que era mejor para ella eran dos cosas muy distintas.Empecé a sentirme incómodo mientras aparcaba mi coche en la calle de Bella. El adagio humano dice que las cosas se ven distintas en la mañana, que las cosas cambian cuando duermes pensando el ellas. Me vere diferente para Bella en la débil luz de un día brumoso? Más siniestro o menos siniestro que en la oscuridad de la noche? Habra entendido la verdad mientras dormía? Finalmente ella tendra miedo? Su sueño había sido pacífico, sin embargo, por la noche. Cuando decia mi nombre, una y otra vez, ella sonreia. Más de una vez murmuraban que había un motivo para quedarme. Eso significaria nada hoy?Esperé nerviosamente, escuchando los sonidos del interior de su casa, los rapidos pasos dando tumbos por las escaleras, el brusco rasgar de un envoltorio de aluminio, el contenido del refrigerador chocando unos contra otros cuando azotó la puerta. Sonaba como si tuviera prisa. Deseosa de llegar a la escuela? El pensamiento me hizo sonreír, esperanzado de nuevo. Miré el reloj, suponía que -teniendo en cuenta la velocidad de su decrépito camión debe limitarla- era un poco tarde.Bella se precipito fuera de la casa, su bolsa de libros deslizandoce de su hombro, su pelo enrollado en un confuso giro que ya estaba cayendo de la nuca a su cuello. El grueso suéter verde que llevaban no era suficiente para cubrir sus delgados hombros contra la fría niebla.El largo suéter era demasiado grande para ella, desfavorecedor. Enmascaraba su esbelta figura, convertia todas sus delicadas curvas y suaves líneas en un revoltijo sin forma. Apreciaba esto casi tanto como deseaba que ella usara algo más suave como la blusa azul que había usado ayer por la noche… el tejido aferrado a su piel de manera tan atractiva, corte bajo lo suficiente como para revelar la forma de los huesos de su cuello rizado fuera de los huecos debajo de su garganta. El azul fluía como el agua a lo largo de la sutil forma de su cuerpo…Era esencial que mantuviera mis pensamientos alejados de la forma de su cuerpo , por lo que estaba agradecido del inapropiado suéter que vestía. No podía permitirme cometer errores, y sería un error monumental detenerme a pensar en el extraño apetito que sentía, de sus labios… su piel… su cuerpo… apetito que había evadido por un centenar de años. Pero no podía permitirme pensar en tocarla, porque eso era imposible.La rompería. Bella se alejo de la puerta, a tal prisa que casi corrían hacia mi coche sin darse cuenta. Luego resbalo al parar, sus rodillas se veian como un potro sobresaltado, su bolsa cayó de su brazo, y sus ojos volaron ampliamente, ya que se centró en el automóvil. Sali, sin cuidado de moverme a velocidad humana, y abri la puerta de pasajeros para ella. Ya no trataria de engañarla- cuando estuvieramos solos, por lo menos- iba a ser yo mismo.Ella me miro, sobresaltada de cómo me materialice de la niebla. Y entonces la sorpresa en sus ojos cambió a otra cosa, y ya no estaba asustado - o esperanzado- de que sus sentimientos por mí hubieran cambiado en el transcurso de la noche. Calor, admiracion, fascinación, todo nadando en el chocolate derretido de sus ojos.“¿Quieres viajar conmigo hoy?" Le pregunté. A diferencia de la cena de anoche, quería dejarla elejir. A partir de ahora, debia ser siempre su elección. “"Sí, gracias" ella murmuró, entrando en mi coche sin la menor vacilación. ¿Alguna vez dejaría de emocionarme, que fuera a mi al que decía que si? Lo dudo.Corri alrededor del coche, deseosos de unirme a ella. No parecía estar sorprendida por mi repentina reaparición. La felicidad que sentía cuando ella se sentaba a mi lado de esta manera no tenia precedente. Asi como disfrutaba del amor y compañía de mi familia, a pesar de los distintos entretenimientos y las distracciones que el mundo tenía para ofrecer, yo nunca había sido feliz como ahora. Aun sabiendo que estaba equivocado, que esto no podía terminar bien, no pude mantener la sonrisa de mi cara por mucho tiempo.Mi chamarra estaba doblada en el respaldo de su asiento. La vi mirándola. "Traje la chamarra para ti" le dije. Esta era mi excusa, tenia que proporcionar una, para llegar esta mañana sin invitación. Hacía frío, ella no tenía chamarra, sin duda se trataba de una forma aceptable de cortesia. "No quería que te enfermaras o algo ""No soy tan delicada", dijo, mirando a mi pecho en lugar de mi cara, insegura de ver mis ojos. Pero se puso la chamarra antes de que tuviera que recurrir a una petición o alguna persuacion."¿Ah, no?" Me murmure a mí mismo. Ella miro hacia la carretera cuando aceleraba hacia la escuela. Sólo podía mantener el silencio durante unos segundos. Tenía que saber que pensaba esta mañana. Cuanto habia cambiado entre nosotros desde la última vez que había sol."¿Qué, no tienes veinte preguntas para hoy?" Le pregunté, restándole importancia de nuevo. Ella sonrió, aparentemete alegre de que hubiera abordado el tema."¿Te molestan mis preguntas? " "No tanto como tus reacciones" le dije con honestidad, sonriente en respuesta a su sonrisa. Su boca se torcio, "¿Reaccione mal?" "No, ese es el problema, te tomaste todo demasiado bien, no es natural" Ni un grito hasta ahora. ¿Cómo puede ser? "Me hace preguntarme qué estás pensando realmente". Por supuesto, todo lo que ella hiciera o no hiciera me hacia preguntarme eso. "Siempre te digo lo que de verdad pienso". "Lo censuras”.Sus dientes presionaron su labio otra vez. No parecía darse cuenta cuando lo hizo – era una respuesta inconsciente a la tensión, "No mucho."Sólo esas palabras eran suficientes para mantener mu curiosidad. ¿Qué ocultaba ella de mí? "Lo suficiente para volverme loco", me dijo. Ella vaciló, y luego susurró "No quieres saberlo."Tuve que pensar por un momento, en toda nuestra conversación de anoche, palabra por palabra, antes de que hiciera la conexión. Tal vez tomo más concentracion, porque no podía imaginar nada que no quisiera que me dijera. Y luego -porque el tono de su voz era el mismo de anoche, de repente habia dolor de nuevo- lo recordé, una vez, yo le pedi que no dijera sus pensamientos. “Nunca digas eso”, lo hice, le gruñi. La hice llorar… ¿Fue esto lo que ocultaba de mí? La profundidad de sus sentimientos hacia mí? Que yo fuera un monstruo no le importaba, y que pensaba que ya era demasiado tarde para cambiar de parecer?No podía hablar, la alegría y el dolor eran demasiado fuertes para hacerlo, el conflicto entre ellos era demasiado salvaje para tener una respuesta coherente. El coche quedo en silencio, salvo el constante ritmo de su corazón y pulmones. "¿Dónde está el resto de su familia?" Preguntó de repente. Tome aliento, registrando el olor en el coche con cierto dolor al principio, me estaba acostumbrando a esto, me di cuenta con satisfacción- y obligadome a ser casual otra vez.“Se fueron en el coche de Rosalie”, aparque en el lugar vacio junto al coche en cuestión. Escondi mi sonrisa mientras veía como sus ojos se ensanchaban "Ostentoso, ¿no?" ” Caramba, si ella tiene esto, ¿por qué viene contigo? “Rosalie hubiera disfrutado su reacción… si ella fuera objetiva respecto a Bella, lo cual probablemente no ocurra. "Como he dicho, es ostentoso.” “Intentamos no desentonar” "Pues no lo logran" me dijo, y entonces se rió sin preocupaciones. El alegre y fluido sonido de su risa haciendo calido mi hueco pecho a pesar de que hizo nadar la duda en mi cabeza."Entonces, ¿por qué condujo hoy Rosalie si se trata de no llamar la atencion?" Se pregunto. "¿No lo haz notado?” Estoy rompiendo todas las reglas". Mi respuesta debería haber sido ligeramente aterradora- Bella sonrió.No esperó a que abriera su puerta, al igual que anoche. Tuve que fingir normalidad en la escuela-por lo que no podía moverme lo suficientemente rápido para impedir que sucediera- pero ella va a tener que acostumbrarse a ser tratada con más cortesía, y acostumbrarse pronto.Caminé tan cerca de ella como me atreví, mirando cuidadosamente cualquier señal de que mi proximidad la molestara. Dos veces su mano se movio hacia mí y después la quitaba. Parecía que quería tocarme… Mi respiración se acelero. "¿Por qué todo ustedes tienen coches como esos si quieren pasar desapercibidos?”pregunto mientras caminaba"Una lujo" admiti. "a todos nos gusta conducir deprisa". "suena logico", musito en un tono amargo Ella no miro hacia arriba para ver mi sonriente respuesta. No!¿Cómo demonios lo hizo Bella? No lo entiendo! ¿Por qué?Las alucinaciones de Jessica interrumpieron mis pensamientos. Ella estaba esperando a Bella, refugiándose de la lluvia bajo el borde del techo de la cafetería, con la chaqueta sobre el brazo. Sus ojos se ampliaron con incredulidad. Bella lo noto también al momento siguiente. Un tenue rosado tocó su mejilla cuando Bella registró la expresión de Jessica. Los pensamientos en la cabeza de Jessica eran bastante claros en su cara. "Hey, Jessica.” Gracias por acordarte, "Bella la saludo. Ella busco su chaqueta y Jessica se la entrego. Debo ser cortés con los amigos de Bella, aun si son buenos amigos o no. "Buenos días, Jessica." Whoa…Jessica abrió los ojos aún más. Fue estraño y divertido… y, honestamente, un poco embarazoso… el darme cuenta de cuánto me había suavizado estár cerca de Bella. Parecía que ya nadie me tenía miedo. Si Emmett se enterara de esto, se reiría por el próximo siglo. "Eh… hola" murmuro Jessica y poso sus ojos en Bella, llena de preguntas. "Supongo que te vere en trigonométria." Esto va a ser tan divertido, no voy a tomar un no como respuesta. Detalles, tengo que saber los detalles! Edward Cullen!!! La vida es tan injusta.Bella torcio la boca. "Sí, allí nos vemos."Los pensamientos de Jessica corrian salvajemente mientras se apresuraba a su primera clase, mirándonos de vez en cuando. Toda la historia. No voy a aceptar nada menos. ¿Tenian planeado reunirse noche? ¿Estan saliendo?¿Desde hace cuanto?¿Cómo puede ella mantener esto en secreto? ¿Por qué lo hara? No puede ser una cosa casual, tiene que ser algo serio. ¿Hay alguna otra opción? Voy a averigualor. No puedo estar sin saber. Me pregunto si está haciendolo con é? Oh….. de repente los pensamientos de Jessica se volvieron incoherentes, dejo trabajar sus fantasias como un remolino a través de su cabeza. Me estremeci con sus especulaciones y no sólo porque había sustituido a Bella con ella en sus imagenes mentales.No podía ser así. Y, sin embargo, yo… yo lo quería… Me resisti a admitirlo, incluso a mí mismo.¿De cuántas maneras equivocadas voy a querer a Bella? Cual va a acabar matandola? Sacudi mi cabeza y trate de calmarme. "¿Qué vas a decirle?" Le pregunté a Bella. "Hey!", me susurró furiosa. "Pensé que no podías leer mi mente!" "No puedo." La mire sorprendido, tratando de darle sentido de sus palabras. Ah-debimos haber estado pensando la misma cosa al mismo tiempo. Hmm… no me gustó eso. "Sin embargo," le dije, "pero puedo leer la suya. Te va tender una emboscada en clase."Bella gimio y a continuación se quito la chamarra. No me di cuenta de que estaba dándomela, -yo no se la iba a pedir; Hubiera preferido que se la quedara… un recuerdo -por lo que fui demasiado lento para ofrecerle mi ayuda. Mentregó la chaqueta, y se puso la suya, sin levantar los ojos para ver que mis manos le ofrecían ayuda. Frunci el ceño y tuve que componer mi expresión antes de que ella lo notara. "Entonces ¿qué le vas a decir?" la presione. "Dame una ayudita ¿Qué quiere saber? " Sonrei y sacudi la cabeza. Quería oír lo que estaba pensando sin inducirla, "Eso no es justo". Apreto los ojos. "Lo que no es justo es que no compartas lo que sabes." Bien a ella no le gustaba el doble sentido.Llegamos a la puerta de su clase-donde tendría que dejarla; me pregunte osciosamente si la Sra Cope si sería más complaciente hacerca de un cambio en el horario de clase de Inglés… Tenia que concentyrarme otra vez. Podría ser justo. "Ella quiere saber si estamos saliendo en secreto", dije lentamente. "Y también que sientes por mi. " Sus ojos se hicieron grandes, estaban abiertos para mí, legibles.. Se estaba haciendo la inocente."Oh", murmuro. "¿Y qué debo decir?""Hmmm." Ella siempre trata de hacerme darle mas de lo que ella me daba a mi. Considere cómo responder.Un caprichoso mechon de su pelo, ligeramente húmedo por la niebla, se extendia a través de su hombro y se rizaba alrededor de su cuello, donde su cuello se ocultaba por el ridículo sweater. Movi mis ojos… a través de las otras líneas ocultas…Alcance el mechon con cuidado para no tocar su piel -la mañana ya era bastante fria sin mi tacto- y lo acomode de nuevo en su lugar de manera que no me distrajera de nuevo. Recorde cuando Mike Newton había tocado su cabello, y mi mandíbula de torcio al hacerlo. Ella se había estremecido entonces. Su reacción ahora no fue la misma, en vez de eso, sus ojos se ensancharon, una avalancha de sangre se movio bajo su piel, y de repente, un golpeteo irregular de su corazón.Traté de esconder mi sonrisa para responder a su pregunta. "Supongo que, si no te importa, podría decir sí a lo primero… -," su elección, siempre su elección, "Es más fácil que cualquier otra explicación." "No me importa", susurró. Su corazón aún no había regresado a su ritmo normal. "Y en cuanto a su otra pregunta…" No pude ocultar mi sonrisa. "Bueno, estare atento para conocer la respuesta.”Dejaria que Bella considerara eso. Reprimi una carcajada mientras la sorpresa cruzó su rostro. Di la vuelta y me aleje rápidamente, antes de que pudiera pedir más respuestas. Tuve un momento difícil al no darle lo que quería. Y deseaba escuchar sus pensamientos, no los míos."Te veo en el almuerzo" Grite por encima de mi hombro, una excusa, para comprobar aun estaba mirándome, cons sus ojos desorbitados y su boca abierta. Me volte de nuevo y rei.Mientas caminaba, era vagamente consciente de los sorprendidos y especulativos pensamientos que se arremolinaban alrededor de mí-los ojos saltando entre la cara de Bella y mi figura en retirada. Apenas les preste atencion. No podía concentrarme. Era bastante difícil mantener mis pies moviendose a una velocidad aceptable mietras cruzaba el empapado pasto hacia mi siguiente clase. Quería correr de verdad correr, tan rápido que pudiera desaparecer, tan rápido que sientiera como si volara... Una parte de mí ya estaba volando. Me puse la chamarra cuando llegué a clase, deje que su fragancia me envolviera. Arderia ahora -dejaria que el olor me desensibilizar-y entonces sería más fácil ignorarlo despues, cuando estubiera con ella de nuevo en el almuerzo…Era bueno que mis maestros ya no se molestaran en llamarme. Hoy podría haber sido el día en que me hubieran atrapado desprevenido y sin respuestas. Mi mente estaba en tantos lugares esta mañana, sólo mi cuerpo estaba en el aula. Por supuesto, yo estaba viendo a Bella. Eso se estába convirtiendo en algo natural -automático como respirar. Oí su conversación con un desmoralizado Mike Newton. Ella rápidamente dirigio la conversación hacia Jessica, y yo sonreí tan ampliamente que Rob Sawyer, que se sentó en el escritorio a mi derecha, se estremeció visiblemente y reclino profundamente en su asiento, lejos de mí.Ugh. Espeluznante. Bueno, no había perdido por completo. También estaba monitorenado vagamente a Jessica, mirándola perfeccionar sus preguntas para Bella. Yo apenas podía esperar para el cuarto período, diez veces más impaciente y ansiosos que la curiosa niña humana que quería chismes frescos. Y también escuchaba a Angela Weber. No había olvidado la gratitud que le tenía por pensar nada más que cosas amables hacia Bella, en primer lugar y, en segundo, por su ayuda ayer en la noche. Así que espere a lo largo de la mañana, en busca de algo que ella quisiera. Asumí que sería fácil; como cualquier otro humano, debia existir algún adorno o juguete que quisiera especialmente. Varios, probablemente. Me gustaría enviarle algo anónimamente.Pero Angela resulto ser casi tan cortes como Bella en sus pensamientos. Ella era extrañamente contenta para ser una adolescente. Feliz. Tal vez esa era la razón de su inusual amabilidad-ella era una de esas pocas personas que tenían lo que querían y deseaban lo que tenían. Si no estaba prestando atención a sus maestros y sus notas, estaba pensando en sus pequeños hermanos gemelos que llevaría a la playa este fin de semana- emociónada con un instinto casi maternal. A menudo cuidaba de ellos, pero estaba resentida de este hecho… era muy dulce. Pero no realmente útil.Tiene que haber algo que ella quiera. Sólo tenia que seguir buscando. Pero despues. Ya era hora de la clase de Bella con Jessica. No estaba viendo cuando yo iba hacia inglés. Jessica ya estaba en su asiento, moviendo sus pies con impaciencia esperando que Bella llegara. Por el contrario, una vez que estuve en mi asiento asignado en el aula, me quede totalmente quieto, todavía… Tuve que recordarme el estar quieto ahora y entonces. Para mantener la farsa. Ello era difícil, mis pensamientos estaban tan centrados en Jessica. Esperaba que pusiera atención, que realmente tratara de leer la cara de Bella para mí. Jessica golpeteo mas impacientemente cuando Bella entro al aula. Se ve tan… desanimada ¿Por qué? Tal vez no pasa nada con Edward Cullen. Eso sería una decepción. Exepto que… entonces él todavía esta disponible… Si él de repente esta interesado en las citas, no me importaria ayudar con eso…La cara de Bella no se veía desanimada, sino reacia. Estaba preocupa, ella sabía que yo estaría escuchando todo esto. Sonrei a mí mismo. "Dime todo!" Exigió Jess mientras Bella todavía se quitaba su chamarra para colgarla en la parte de atrás de su asiento. Se movía con deliberación, indispuesta. Ugh, es tan lenta. Vamos al asunto jugoso! "¿Qué quieres saber?" Bella evadía mientas tomaba su asiento. "¿Qué pasó anoche?" "Me llevo a cenar, y luego me llevó a casa." ¿Y después? Venga, tiene que haber más que eso! Ella esta mintiendo, lo sé. "¿Cómo llegaste a casa tan rápido?" Observé a Bella rodar los ojos a la suspicacia de Jessica. "Conduce como loco. Fue aterrador”.Ella sonrió, una pequeña sonrisa, y me reí en voz alta, interrumpiendo los anuncios del Sr Mason. Intente convertir la risa en una tos, pero nadie se dejo engañar. El Sr Mason me dirijio una mirada irritada, pero ni siquiera me moleste en escuchar el pensamiento detrás eso. Yo estaba escuchando a Jessica.Huh. Suena como si estuviera diciendo la verdad. ¿Por qué me hace sacarle esto, palabra por palabra? Si se tratara de m estaría gritándolo a todo pulmon. "¿Fue como una cita? ¿Le dijiste que se reunieran allí?" Jessica vio la sorpresa cruzando la expresión de Bella, y se sientio decepcionada de que tan genuina parecía."No, me sorprendido mucho verlo allí", le dijo Bella. ¿Qué está pasando? "Pero é tel recogió hoy para venirr a la escuela?" Tiene que haber más.“Sí eso también fue una sorpresa... Él notó que anoche no tenía chamarra " Eso no es muy divertido, penso Jessica, decepcionada de nuevo. Yo ya estaba cansado de su línea de interrogatorio - quería escuchar algo que no supiera. Esperaba que no estuviera tan decepcionada que se saltara las preguntas que yo estaba esperando."Así que…. van a salir de nuevo?" Jessica exigio. "Él se ofreció a llevarme a Seattle el sábado porque cree que mi camión no es muy confiable… eso cuenta? " Hmm. El seguramente quiere ir… para así, cuidar de ella. Si ella no siente nada, de seguro el si… ¿Cómo puede ser eso? Bella esta loca."Sí" respondio Jessica."Bueno, entonces si," concluyo Bella "V-A-Y-A… Edward Cullen." Tanto si le gusta o no, esto es importante. "Lo sé," Bella suspiró. Su tono de su voz alentó a Jessica. Finalmente –suena como si ya lo hubiera entendido…Ella debe darse cuenta de… “Espera!” dijo Jessica, recordando su pregunta más vital.. “Te beso? " Por favor, decir que sí! Y luego describe cada segundo!"No," murmuro Bella, y luego miró sus manos, su cara caída. "No es de esos" Demonios. Desearia… Haa. Parece que ella tambien. Me disguste. Bella parecía molesta por algo, pero no decepcion como Jessica asumio. Ella no puede querer eso. No sabiendo lo que sabe. Ella no puede querer estar cerca de mis dientes. Por todo lo que sabe, tengo colmillos. Me estremeci. "¿Crees que el Sábado…?" Jessica pregunto. Bella parecían aún más frustrada de como lo dijo, "Yo realmente dudo." Sí, ella lo desea. Esto apesta.¿Era porque lo estaba viendo todo a través del filtro de las percepciones de Jessica que parecia ella tenía razón?Por medio segundo me distrajo la idea, la imposibilidad, de cómo seria tratar de besarla. Mis labios en sus labios, piedra fría a calienterendida seda… Y entonces ella muere. Sacudi la cabeza, adolorido, y me oblige a prestar atención. ¿De qué hablaron?" ¿Hablaste con el, o le hiciste sacarte cada pizca de información como yo? Sonrei con pesar. Jessica no estaba muy lejos de la verdad."No lo sé, Jess, un montón de cosas. Hablamos un poco sobre el ensayo de Inglés." Muy poco. Sonrei ampliamente. "Por favor, Bella! Dame algunos detalles" Bella deliberó por un momento. "Bueno… está bien, tengo uno.Deberias haber visto la mesera coquetear con él, fue atrevida pero el no le presto atención en absoluto. " Qué curioso detalle para compartir. Me sorprendió que Bella lo hubiera notado. Parecía una cosa intrascendente. Interesante "Esa es una buena señal. ¿Era bonita? “Hmm. Jessica pensó en ello más de lo que yo lo hice. Debe ser una cosa femenina. "Mucho" Bella le dijo. "Y probablemente tendria unos diecinueve o veinte".Jessica se distrajo momentáneamente con una memoria de Mike en su cita la noche del lunes,Mike siendo demasiado amable con una camarera que Jessica no consideraba bonita en absoluto. Ella se alejo de ese recuerdo y volvió enseguida, para ahogar su irritación, en su búsqueda de detalles. "Incluso mejor. Debes gustarle " "Creo que sí," dijo lentamente, y yo ya estaba al borde de mi asiento, con el cuerpo rígido. "Pero es difícil saberlo. Él siempre es tan críptico ".No debo haber sido tan transparente y fuera de control como pensaba. Siendo atenta… como era… ¿Cómo no se había dado cuenta de que estaba enamorado de ella? Lo demostre a través de nuestra conversación, casi sorprendido de que no lo hubiera dicho voz alta. Senti que ese conocimiento habia sido el contexto de cada palabra entre nosotros. ¿Cómo te sientas allí, enfrente de un modelo masculino y tienes una conversación? "No sé cómo tuviste suficiente valor para estar a solas con él", dijo Jessica. Bella se sorprendio "¿Por qué?"Reaccion rara ¿Qué es lo que cree que significa? "Él es tan…" ¿Cuál es la palabra correcta? "Intimidante. Yo no sabria que decirle” Esta mañana nisiquiera puede hablar Inglés y todo lo que el dijo fue buenos días. Debo haber sonado como una idiota. Bella sonrió. "Me vuelvo medio incoherente cuando estoy con el." Seguramente trataba de que Jessica se sienta mejor. Ella tenía un autocontrol antinatural cuando estábamos juntos. "Oh bien", Jessica suspiró. "Él es increíblemente guapo."La cara de Bella se congelo de repente, sus ojos destellaban de la misma manera que lo hicia cuando le molestaba alguna injusticia. Jessica no se dio cuenta del cambio en su expresión. "El es mucho más que eso" Bella gruño Oooh. Ahora estamos llendo a alguna parte. "¿De verdad como qué?” Bella mordió su labio por un momento. "No te lo puedo explicar ahora", dijo finalmente. "Pero es aún más increíble detrás del rostro." Parecia estar lejos de Jessica, sus ojos parecía ligeramente desenfocados como si estuviera mirando algo muy lejano. El sentimiento que ahora sentía era vagamente similar a cómo me sentia cuando Carlisle o Esme me elogiaban más de lo que merecia. Similar, pero más intenso, más apasionado.Vendele esa estúpidez a alquien mas -no hay nada mejor que esa cara! A menos que sea su cuerpo. woow "¿Es eso posible?" dijo Jessica entre risitas Bella no volteo. Continuo a la distancia, haciendo caso omiso de Jessica. Una persona normal estaria fanfarroneando. Tal vez si mantengo mis preguntas simples. Ha ha. Como si estuviera hablando con un niño de preescolar "Así que te gusta?" Yo estaba estatico de nuevo.Bella no miro a Jessica. "Sí." "Quiero decir, ¿realmente te gusta?" "Sí." Mira ese rubor! “¿Qué tanto te gusta?" Jessica exigio. El aula de inglés podría haber estado en llamas y yo no lo habría notado. La cara de Bella ahora era de un color rojo brillante, casi podia sentir el calor de la imagen mental."Demasiado", le susurró "Más de lo que yo le gusto a el. Pero no se como evitarlo " Rayos ¿Qué pregunto el Sr Varner? "Umh, que número Sr Varner?"Era bueno que Jessica ya no pudiera interrogar a Bella. Necesitaba un minuto. Que rayos estaba pensando esa niña ahora? ¿Más de lo yo le gusto a el?¿Cómo podía pensar eso? Pero no se como evitarlo… ¿Qué se supone que significaba eso? No pude encontrar una explicación racional a sus palabras. Eran prácticamente sin sentido. Al parecer, no podía dar nada por sentado. Cosas obvias, cosas que tenian sentido, de alguna manera llegaban retorcidas a ese bizzaro cerebro de ella.¿Más de lo yo le gusto a el? Fulmine el reloj con la mirada, apretando los dientes. ¿Cómo podían unos cuantos minutos parecer tan imposiblemente largos para un inmortal?¿Dónde estaba mi punto de vista?Mi mandíbula estuvo apretada toda la clase de trigonometría del Sr Varner. Oí más de esa lección que de mi propia clase. Bella y Jessica no hablaron de nuevo, pero Jessica hecho un vistazo a Bella varias veces, en una de ellas su cara era brillante escarlata de nuevo y sin motivo aparente.El almuerzo no llegaba con la suficiente rapidez. No estaba seguro de si Jessica obtendría algunas de las respuestas que estaba esperando para cuando la clase terminara, pero Bella fue más rápida.Tan pronto como sonó la campana, Bella volteo hacia Jessica. "En Inglés, Mike me preguntó si habias dicho algo sobre el lunes por la noche" dijo Bella, con una sonrisa tirando en las esquinas de sus labios. Entendí esto por lo que era-atacar es la mejor defensa.Mike preguntó por mí? El entusiasmo hizo que la mente de Jessica se descuidara, más suave, sin su habitual borde insidioso. "Estas bromeando!, ¿Qué le dijiste? “"Le dije que habias dicho que te divertiste mucho- y el se veía complacido." "Dime exactamente lo que le dijiste, y cual fue tu respuesta exacta!" Eso era todo lo que iba a tener de Jessica hoy, claramente. Bella sonreia, como si estuviera pensando lo mismo. Como si hubiera ganado esta ronda.Bueno, el almuerzo sería otra historia. Me gustaría tener mayor éxito en obtener respuestas del que Jessica tuvo, me asegurare de eso. Dificilmente pude aguntar monitoriar los pensamientos de Jessica a través de la cuarta hora. No tuve paciencia para sus pensamientos obsesivos de Mike Newton. Ya tenía más que suficiente de él en las últimas dos semanas. Tenía suerte de seguir vivo. Me movi apáticamente hacia la clase de gimnasia con Alice, esa era la forma en que siempre nos moviamos cuando se trataba de alguna actividad física con los humanos. Naturalmente ella era mi compañera de equipo. Era el primer día de bádminton. Suspire del aburrimiento, mientras movia la raqueta como si fuera en cámara lenta, con pequeños golpes para mandar el birdie (la cosa con la que se juega bádminton, en mexico le decimos gallito) al otro lado. Lauren Mallory estab en el otro equipo; y perdio. Alice giraba su raqueta como si fuera un bastón, mirando al techo. Todos odiabamos gimnasia, en especial Emmett.Los juegos de Lanzamiento eran una afrenta a su filosofía personal. Gimnasia se veia peor hoy de lo habitual-me sentía igual de irritado que Emmett. Antes de que mi cabeza explotara de impaciencia, el Coach Clapp termino los juegos y nos saco antes de tiempo. Estaba ridículamente agradecido de que se hubiera saltado el desayuno-un nuevo intento de la dieta- y la consiguiente hambre que le hacia salir a toda prisa para encontrar una grasienta comida en alguna parte. Se prometió a si mismo, que mañana empezaría de nuevo. Esto me dio tiempo suficiente para llegar al edificio de matemáticas antes de que la clase de Bella terminara.Disfrutalo, pensó Alice mientras se dirigida a reunirse con Jasper. Sólo tengo que ser pacienteunos días más. Supongo que no querras decirle hola a Bella de mi parte? Sacudi la cabeza, exasperado. Eran todos los psíquicos tan petulantes? FYI (no tengo idea que signifique esto), por lo visto va a estar soleado este fin de semana. Quisa quieras cambiar tus planes. Suspire mientras seguia en dirección contraria. Petulante, pero sin duda útil. Me apoye contra la pared junto a la puerta, esperando. Estaba lo suficientemente cerca que pude escuchar la voz de Jessica a través de los ladrillos, así como sus pensamientos. “hoy no te vas a sentar con nosotros ¿verdad?" Ella se ve… radiante. Apuesto a que hay toneladas de cosas que no me dice."No lo creo," respondio Bella, extrañamente insegura. No le había prometido pasar el almuerzo con ella? ¿En que estaba pensando ella? Salieron de la clase juntas,y los ojos de ambas se ensancharon cuando me vieron. Pero sólo podía escuchar Jessica. Bien. Wow. Sí, aquí pasa de lo que me está diciendo. Quizás la llame esta noche… ¿O quizás no debería alentarla? Huh. Espero que el la olvide pronto. Mike es lindo pero… wow. "Te veo luego, Bella".Bella caminó hacia mí, a paso lento, aún inseguro. La piel de sus pómulos era de color rosa.Ahora la conocía lo suficientemente bien como para asegurar que no era miedo lo que habia detrás de su vacilacion. Al parecer, esto era sobre algun abismo que imaginaba entre sus sentimientos y los mios. Más de lo que yo le gusto. Absurdo! "Hola," conteste, con la voz seca. Su cara brillo. "Hola." No parecia decidia a decir cualquier otra cosa, por lo que la lleve camino a la cafetería y ella caminó en silencio a mi lado.La chamarra había funcionado-su aroma no fue el golpe que generalmente era. Sólo era una intensificación del dolor que ya sentía. Podría ignorarlo con más facilidad de lo que alguna vez crei posible. Bella estaba inquieta a mientras esperabamos en la fila, jugando distraídamente con zipper se su chamarra, moviéndose nerviosamente de un pie otro. Me miraba a menudo, pero siempre que encontraba mi mirada, veía hacia abajo como si estuviera avergonzada. ¿Era porque había muchas personas mirandonos? Tal vez podría oír los susurros-el chismorreo hoy era tanto mental como verbal.O tal vez se dio cuenta, por mi expresión, que estaba en problemas. No dijo nada hasta que estaba reuniendo el almuerzo. No sabía lo que a ella le gustaba-o no-por lo que agarre de todo. "¿Qué estás haciendo?" bufo en voz baja. "No pensaras llevarte todo eso para mi?” Sacudi la cabeza, y empuje la bandeja hasta la caja. "La mitad es para mí, por supuesto” Alzo la ceja de manera exeptica, pero no dijo nada más mientras pagaba los alimentos y la acompañaba a la mesa en que nos sentamos la última vez antes de su desastrosa experiencia con la prueba de sangre. Parece que habia pasado mucho más que unos pocos días. Todo era diferente ahora. De nuevo se sentó frente a mí. Empuje la bandeja hacia ella. "Toma lo que quieras," de dije. Escojio una manzana y la giro entre sus manos, con una mirada especulativa. “Tengo curiosidad". ¡Qué sorpresa!"¿Qué harías si alguien te reta a comer?", Continuó en voz baja para que no llegara a oídos humanos. Los oidos inmortales son otro asunto, si estos estuvieran prestando atencion. Probablemente debería haberles mencionado algo de esto antes… "Tú siempre sientes curiosidad," me queje. Oh, ok no era como si no hubiese tenido que comer antes. Era parte de la farsa. Una desagradable. Tome la cosa mas cercana, y atrape su mirada mientras mordía un pequeño bocado de lo que fuera que sea. Sin mirar, no podia saberlo. Era viscoso, grueso y repulsivo como cualquier otra comida humana. Mastique y trage con rapidez, tratando de no hacer muecas. El trozo de comida se movio lenta e incómodamente por mi garganta. La exprecion de Bella era horrorizada. Impresionada. Quería rodar mis ojos. Por supuesto, habiamos perfeccionado esotos engaños. “Si alguien te reta a comer tierra puedes, verdad?" Su nariz se arrugo y ella sonrió. "Lo hice una vez… por una apuesta. No fue tan malo. “Me reí. "Supongo que no me sorprende." Se ven comodos, ¿verdad? Buen lenguaje corporal. Voy a reconstruirlo para Bella. Se esta inclinando hacia ella en la forma en que debería, si está interesado. Se ve interesado. Se ve… perfecto. Jessica suspiró. Yum. Me encontré con los ojos curiosos de jessica, desvio su mirada nerviosamente, riéndose tontamente con la niña junto a ella. Hmmm. Probablemente sera mejor aferrarme Mike. A la realidad, no a la fantasía… "Jessica esta analizando todo lo que hago", le informe a Bella. "Luego lo reconstruira para ti" Empuje el plato de comida hacia ella - pizza, me di cuenta- preguntándome como eramejor empezar. Mi antigua frustración flameaba mientras repetía sus palabras mi cabeza: "Más de lo que yo le gusto a el. Pero no se como evitarlo”Mordio la misma rebanada de pizza que yo había comido antes. Me sorprendio lo confiada que era.Por supuesto, ella no sabía que yo era ponsoñozo-no es que compartir comida fuera a dañarla. Aun asi esperaba que ella me tratara diferente. Como otra cosa. Ella nunca lo hacia-por lo menos, no de manera negativa… Me gustaría empezar con delicadeza. “Entonces, la camarera era bonita?" Alzo la ceja de nuevo. “De verdad no te diste cuenta?" Como si cualquier mujer pudiera esperar que quitara mi atencion de Bella. Absurdo, de nuevo. “No, no estaba prestando atención. Tenia muchas cosas en la cabeza.” No por ultimo de esos pensamientos, el suave agarre de su fina blusa…. Menos mal que hoy vestia ese feo suéter. "Pobre chica", dijo Bella, sonriendo. Le gustaba que no hubiera encontrado a la mesera interesante en ninguna forma. Podia entender eso. ¿Cuántas veces me había imaginado incapacitando a Mike Newton en la clase de biología? Honestamente ella no podía creer que sus sentimientos humanos, el fruto de diecisiete cortos años mortales, podría ser más fuerte que la inmortal pasion que se ha ido contrullendo en mi durante un siglo. "Algo de lo que le dijiste a Jessica…" No podía mantener mi voz casual. "Bueno, me molesta.” inmediatamente se puso a la defensiva "No me sorprende que oyeras algo que te disgustara, ya sabes lo que dicen de los chismosos” Los chismosos nunca oyen cosas buenas de ellos, eso es lo que dicen. “Te adverti que estaría escuchando," le recordé. "Y yo te adverti que no querrias saber todo lo que pienso." Ah, estaba pensando en cuando la hice llorar. El remordimiento hizo mi voz ronca. “Cierto, aunque te equivocas: quiero saber todo lo que piensas…Todo, solo que desearía que no pensaras algunas cosas” Más medias mentiras. Sabía que no deberia querer que se preocupara por mi. Pero lo queria. Claro que lo queria."Esa es una distinción importante", refunfuño, frunciendo el ceño."Pero ese no es el punto por ahora." "Entonces cual es?" Se inclino hacia mí, con su mano ahuecada ligeramente alrededor de su garganta. Atrajo mi Mirada –me distrajo- Qué tan suave se sentira su piel… Concentrate, me ordene a mi mismo. “¿De verdad crees que te interesas mas en mi, que yo por ti? Le pregunté. La pregunta sono ridícula para a mí, como si las palabras estuvieran revueltas. Sus ojos se ensancharon, su respiración se detuvo. Entonces desvio su mirada, parpadeando rápidamente. Su aliento se convirtió en un suave jadeo. “Lo hiciste de nuevo", murmuró. "¿Qué?" "Deslumbrarme", admitió, mirando mis ojos con cautela. "Oh." Hmm. No estaba seguro de qué hacer al respecto. Tampoco estába seguro de no querer deslumbrarla. Todavía estaba emocionado de que pudiera. Pero esto no estaba ayudando al progreso de la conversación. "No es culpa tuya." suspiró. "No puedes evitarlo." "¿Vas a responder mi pregunta?" le exigi. Fijo la vista en la mesa. "Sí." Eso fue todo lo que dijo. "Sí, vas a responder, o sí, realmente piensas eso?" Pregunté con impaciencia. "Sí, realmente lo creo", dijo sin mirarme. Hubo un ligero tono de tristeza en su voz. Se sonrojo de nuevo, sus dientes se movieron inconscientemente hacia su labio. Abruptamente, me di cuenta de que le costaba admitirlo, porque realmente lo creia. Y yo no era mejor que el cobarde de Mike, pidiéndole que confirmara sus sentimientos antes de que yo confirmara los mios. No importaba que yo sintiera que había dejado mi lado muy claro. No se lo habia confiado ella, por lo que no tenía excusa. “Te equivocas", prometí. Debio escuchar la ternura en mi voz. Bella me miro, sus ojos opacos, mirando lejos. "Eso no puedes saberlo” susurró. Pensó que subestimaba sus sentimientos porque no podía oír sus pensamientos. Pero, en verdad, el problema era que ella subestimaba los mios. "¿Qué te hace pensar eso?" pregunte. Me mirio de nuevo, mordiendo sus labios. Por millonésima vez, desee desesperadamente que sólo pudiera escucharla. Estaba a punto de suplicarleque me dijera a que pensamientos se estaba enfrentando, pero ella alzo un dedo para callarme. “Dejame pensar”, pidió. Mientras que simplemente estuviera organizando sus pensamientos, podría ser paciente. O podría pretender que lo era. Presiono sus manos juntas, entrelazando y liberando sus delgados dedos. Ella observaba sus manos como si pertenecía a otra persona mientras habla. "Bueno, aparte de lo obvio", murmuro. "A veces… no estoy segura, yo no puedo leer mentes, pero algunas veces parace que intentas despedirte cuando estas diciendo otra cosa”no me miro.Había captado, lo que dijo? Se daba cuenta de que sólo era debilidad y egoísmo lo me mantenía aquí? Pensaba menos de mí por eso? "Perceptiva", susurre, y mire con horror como el dolor retorcía su expresión. Me apresure a contradecir su hipótesis. “aunque por eso es por lo que te equivocas” empecé, y después hice una pausa, recordando las primeras palabras de su explicación. Me molestaban, aunque no estaba seguro de haber entendido muy bien. "¿Qué quieres decir, con lo obvio? " "Bueno, mirame", dijo. Estaba mirándola, todo lo que siempre hacia era verla. A que se refería? “Soy absolutamente normal", explicó. "Bueno, salvo por todas las situaciones en que la muerte me ha pasado rozando y por ser tan torpe, que casi estoy discapacitada. Y mirate a ti.” Abanico el aire hacia mí, como si estuviera diciendo algo tan obvio que no valiera la pena detallarlo. Pensaba que era normal? pensó que yo prefería a alquien mas? En quien pensaba? Tontos, de mente estrecha, ciegos, humanos como Jessica o la Sra Cope? ¿Cómo es que no podría darse cuenta de que ella era la más bella… más exquisita… Esas palabras no eran suficientes. Y ella no tenía idea. “Nadie se ve a si mismo con claridad" le dije. "Voy a admitir que diste en el clavo con los defectos" reí sin humor. No encontraba comico que el destino la cazara. La torpeza, sin embargo, era una especie de gracia. Atractiva. Me creería si le dijera que era hermosa, por dentro y por fuera? Quiza encuentre la corroboración más convincente. "Pero tu no sabes lo que pensaban todos los chicos el dia de tu llegada” Ah, la esperanza, la emoción, la impaciencia de esos pensamientos. La rapidez con que se habían convertido en fantasías imposobles. Imposibles, porque ella no deseaba a ninguno de ellos. Yo era al que ella dijo que sí. Mi sonrisa debe haber sido petulante. Su rostro se volvio blanco de la sorpresa. “"No te creo ", murmuro. "Confía en mí sólo esta vez-eres lo contrario a lo normal." Su sola existencia era excusa suficiente para justificar la creación de todo el mundo. No estaba acostumbrada los cumplidos, pude ver eso. Otra cosa a la que tendrá que acostumbrarse. Se sonrojo y cambió el tema. "Pero yo no estoy diciendo adiós. " "¿No lo ves? Eso demuestra que tengo razón. Soy quien mas se preocupa, porque si debo hacerlo” Dejaria alguna vez de ser egoísta, para hacer lo correcto?, sacudi la cabeza desesperado. Tenia que encontrar la fuerza, ella merecía una vida, no lo que Alice había visto venir. “Si olvidarlo es lo correcto…” Y tiene que ser lo correcto ¿cierto? No un angel temerario. Bella no me pertenecía. “Sufriré para evitar que resultes herida, para mantenerte a salvo”. Mientras hablaba, deseaba que fuera cierto. Me fulmino con la mirada. De alguna manera, mis palabras la habían encolerizado. “¿Acaso no piensas que yo haría lo mismo?”", exigió furiosamente. Tan furiosa, tan suave y tan frágil.¿Cómo podría ella lastimar a alguien? “Nunca vas a tener que decidir eso” le dije, una vez más deprimido por la amplia diferencia entre nosotros. Me miro, reemplazando la ira por el interés, estrechando sus ojos.Había algo realmente malo en el orden del universo si alguien tan bueno y fragil no merecia un ángel de la guarda para alejarla de los problemas. Bueno, pensado con un oscuro humor, por lo menos ella tiene un guardian vampiro. Le sonrei. Me encantaba mi excusa para quedarme "Por supuesto, mantenerte a salvo empieza a parecerse a un trabajo de tiempo completo que requiere de mi presencia constante". Ella también sonrió. "Nadie ha tratado de acabar conmigo hoy", dijo a la ligera, y después su exprecion se volvió especulativa durante medio segundo, antes de sus ojos se volvieran opacos de nuevo."Aun” añadi secamente. “Aun", añadió, para mi sorpresa . Esperaba que negara la necesidad de protección. ¿Cómo es posible? Ese idiota egoísta!¿Cómo puede hacernos esto a nosotros? El penetrante chillido mental de Rosalie rompió mi concentración. "Fácil, Rose," Oi el susurro de Emmett al otro lado de la cafetería. Pasando su brazo alrededor de sus hombros, alrededor de sus hombros, manteniéndola fuertemente a su lado, deteniéndola.Lo siento, Edward, Alice pensó con culpabilidad. Por su conversación ella podría deducir que Bella sabe demasiado… y habría sido peor si no le hubiera dicho la verdad.Confía en mí en eso. Me estremeci ante la imagen mental que siguió, lo que habría sucedido si le hubiera dicho a Rosalie que Bella sabía que yo era un vampiro en casa, donde Rosalie no tenía una fachada que cubrir. Tendre que ocultar mi Aston Martin en algún lugar fuera del estado si no se calma antes de que la escuela termine. La vision de mi coche favorito, destrozado y quemado, era decepcionante-aunque sabía que me había ganado el castigo. Jasper no estaba mucho más feliz. Lidiaria con los demás más tarde. Tenía poco tiempo para estar con Bella, y no iba a desperdiciarlo. Y oir a Alice me recordó que tenia otros asuntos que atender. "Tengo otra pregunta para ti", dije, olvidando la histeria mental de Rosalíe. "Disparar", " dijo Bella, sonriendo. "¿De verdad es necesario ir a Seattle este sábado, o sólo es una excusa para no tener que decir no a todos tus admiradores? " Me hizo una mueca "Todavia no te he perdonado por el asunto de Tyler, es tu culpa que se haya engañado hasta creer que voy a acompañarlo al baile de gala. " "Oh, él habría encontrado una oportunidad para pedirtelo sin mí ayuda - en realidad yo sólo quería ver tu cara. " Me reí , recordando su expresión aterrada. Nada de lo que le había contado acerca de mi propia historia oscura la había horrorizado tanto. La verdad no la asustaba. Ella realmente queria estar conmigo. Alucinante. "Si te lo hubiera pedido, ¿me hubieras rechazado?" "Probablemente no", dijo. "Pero hubiera cancelado después alegando una falsa enfermedad o un esguince de tobillo. " Que extraño. "¿Por qué?" Sacudió su cabeza, como si se sientiera decepcionada de que no la entendi. "Supongo que nunca me has visto en gimnacia, pero crei que lo entenderías".Ah. "¿Te refieres al hecho de que eres incapaz de caminar a través de una superficie plana y estable sin encontrar algo con que tropezar? " "Obviamente". "Eso no sería un problema. Todo depende de quien te lleve a bailar". Por una fracción de segundo, me abrumo la idea de sostenerla entre mis brazos durante un baile-donde, sin duda, estaría usando algo bonito y delicado, no ese horrible sueter. Recorde con perfecta claridad cómo se había sentido su cuerpo bajo el mio después de ponerla fuera del camino de la van. Más fuerte que el pánico o la desesperación o el disgusto, podía recordar esa sensación. había sido tan cálida y tan suave, amoldándose a mi figura de piedra… Me aleje de ese recuerdo."Pero no me haz contestado-" dije rapidamente, previniendo que protestara algo hacerca de su torpeza, como claramente intento hacerlo. “Estás decidida a ir a Seattle, o te importaria si hacemos algo diferente? " Dejandolo a su elección, pero sin darle la opción de estar lejos de mi. Poco justo de mi parte. Pero anoche le había hecho una promesa… y me gustaba la idea de cumplirla-casi tanto como me aterraba. El sol brillaria el sábado. Y podría mostrarle mi verdadero yo, si era lo suficientemente valiente para soportar su horror y repugnancia. Conocia el lugar perfecto para tomar ese riesgo… "Estoy abierta a sugerencias", dijo Bella. "Pero quiero pedirte un favor" Un sí con reservas. ¿Qué querria ella de mí? "¿Qué?" "¿Puedo conducir?" ¿Era esta su idea de humor? "¿Por qué?" "Bueno, sobre todo porque cuando le dije a Charlie que iba a Seattle, me preguntó concretamente si iria sola y, en ese momento, asi era. Si pregunta una vez más, probablemente no le mentira, pero no creo que pregunte de nuevo, y dejar el coche enfrente de la casa solo sacaría el tema a relucir de forma innecesaria. Y además, porque tu forma de conducir me asusta. “ Rode los ojos hacia ella. "De todas las cosas por las que debería asustarte, a ti te preocupa mi forma de conducir” En verdad, su cerebro trabajaba al reves. Sacudi la cabeza disgustado. Edward, Alice llamo con urgencia. De repente estaba mirando un círculo brillante de luz solar, atrapado en una de las visiones de Alice. Se trataba de un lugar que conocía bien, el lugar al que había considerado llevar a Bella-un pequeño prado donde nadie había ido aparte de mí.Un tranquilo y bonito lugar donde podida contar con estar solo-lo suficientemente lejos de cualquier rastro de actividad humana, donde incluso mi mente pudiera estar en paz y tranquilidad. Alice también lo reconocio, porque ella ya me había visto allí no hace mucho tiempo en otra vision—de uno de esos parpadeos, visiones poco definidas que Aliceme había mostrado la mañana que salve a Bella de la van. En esa parpadeante visión, no estaba solo. Y ahora estaba claro- Bella estaba conmigo. Así que fui lo suficientemente valiente. Ella me miraba, el arco iris bailabasobre su cara, sus ojos eran insondeables. Es el mismo lugar, pensó Alice, llena de un horror que no correspondia con la visión. La tensión, tal vez, pero el horror?¿A que se refería con, el mismo lugar? Y luego lo vi. Edward! Alice protestó chillando. La quiero, Edward! La calle violentamente. Ella no quería a Bella de la misma manera en que yo lo hacia. Su visión era imposible. Incorrecta. De alguna manera cegada, viendo imposibles. Ni siquiera medio segundo había pasado. Bella miraba mi cara con curiosidad, esperaba que aprobar su solicitud. Había visto el flash de temor, o fue demasiado rápido? Me enfoque en ella, en nuestra conversación inconclusa, empujando a Alice y sus imperfectas, visiones lejos de mis pensamientos. Ellos no merecen mi atención. No fui capaz de mantener el tono juguetón de nuestras bromas, no obstante. "¿ no quieres decirle a su padre que vas a pasar el día conmigo?" pregunte, dejando que se filtrarse la oscuridad de mi voz. Empuje las visiones de nuevo, tratando de enviarlas lejos, para evitar que parpadearan a través de mi cabeza. "Con Charlie, menos siempre es más", dijo Bella, segura de este hecho. "De todos modos ¿a dónde vamos a ir? Alice estaba equivocada. Muertalmente equivocada. No había oportunidad de ello. Y sólo era una vieja visión, invalida ahora. Las cosas habían cambiado. "El clima será agradable", le dije lentamente, luchando contra el pánico y la indecisión. Alice esta mal. Me hubiese gustado seguir como si no hubiera escuchado o visto nada. "Así que estare fuera de la atención pública… y podras estar conmigo, si quieres”. Bella lo capto a la primera, sus ojos eran brillantes y ansiosos. “Y me enseñaras a que te referías con lo de el sol? " Tal vez, como otras tantas veces, su reacción sería lo contrario de lo que esperaba. Sonrei ante esa posibilidad, luchando por volver el momento mas ligero. "Sí. Pero… "Ella no había dicho que sí. "Si no quieres estar… a solas conmigo, yo todavía sigo prefiriendo que no vayas a Seattle sola. Me estremezco de pensar con que problemas podrías encontrarte en una ciudad de ese tamaño. " Sus labios se contrajeron; estaba ofendida. "Phoenix es tres veces más grande que Seattle-sólo en la población. En cuanto a tamaño …”"Pero al parecer, en Phoenix no te había llegado la hora," le dije, interrumpiendo sus justificaciones. "asi que preferirira que permanecieras cerca de mi."Podría permanecer para siempre conmigo y aun asi no sería suficiente No debo pensar de esa manera. No teníamos para siempre. Cada segundo contaba, mas de lo que nunca lo había hecho; cada segundo la cambiaba, mientras yo permanecia intacto. "No me importa estar a solas contigo", dijo. No- porque sus instintos funcionaban al revés. "Lo sé." Suspire "pero deberias decirle a Charlie ". "¿Por qué diablos deberia de hacerlo?" pregunto horrorizada La mire con fiereza, las visiones que no estaba seguro de poder manejar la espriral a través de mi cabeza. "Para darme un pequeño incentivo para que te traiga de vuelta," bufe. Deberia darme almenos eso -un testigo para obligarme a ser cautelosos. ¿Por qué Alice tenia que haberme dicho esto ahora? Bella trago saliva, y me miro durante un largo momento.¿Qué es lo que vio? “"Creo que me arriesgare", dijo. Ugh!¿obtenia alguna emoción de poner en riesgo su vida? Ansiaba un disparo de adrenalina Frunci el ceño a Alice, que encontró mi mirada con una de advertencia. Junto a ella, Rosalie miraba furiosa, pero no podía importarme menos. Dejare que destruya el coche. Es sólo un juguete. "Hablemos de otra cosa," Bella sugirió repentinamente. Miré de nuevo a ella, preguntandome cómo podía ser tan inconsciente de lo que realmente importaba.¿Por qué no me veía como el monstruo que era? "¿De qué quieres hablar?" Movio sus ojos a la izquierda y luego la derecha, para asegurarse de que no hubiera chismosos. Debia estar planeando introducirme en otro tema relacionado con los mitos. Sus ojos se congelaron por un segundo y su cuerpo se puso rigido después me miró de nuevo a mí. "¿Por qué fuiste a Goat Rocks el pasado fin de semana… a cazar? Charlie dice que no es un buen lugar para acampar, a causa de los osos. " Tan obvio, la mirelevantando la ceja. “ osos?" exclamo. Le sonreí burlonamente, viendo que se hundia ¿Esto haría que me tomara en serio? Algo lo haria? Junto su exprecion. "no estamos en temporada de osos", dijo severamente, estrechando sus ojos. "Si lees con cuidado, las leyes sólo cubren la caza con armas." Perdió el control de su exprecion por un momento. Sus labios se abrieron. “ osos?", Dijo una vez más, esta vez afirmando“El favorito de Emmett es el oso pardo". Observé sus ojos, viendo resolucion en ellos."Hmm", murmuro. Mientras mordia la pizza, mirando hacia abajo. Mastico despacio, y luego tomó un trago de su refresco. "Entonces", dijo, levantando los ojos. ¿Cuál es tu favorito? " Supuse que debi haber esperado algo así, pero no lo había hecho. Bella estaba siempre interesada, hasta en lo mas pequeño. “El puma" conteste bruscamente. “Ah” dijo en un tono neutral. Sus latidos continuaban constantes, como si estubieramos discutiendo sobre mi restaurante favorito. Bien, entonces, si quería actuar como si esto no fuera nada raro… "Por supuesto, debemos tener cuidado para no causar un impacto ambiental desfavorable con una caceria imprudente” le dije, con voz distante y clínica. "Tratamos de concentrarnos en zonas con sobrepoblación de depredadores y nos alejamos tanto como sea necesario.Aqui siempre hay un montón de ciervos y alces, pero ¿dónde está la diversión en eso?” Escuchó con una expresión de amable interes, como si yo fuera un maestro dando una conferencia. Tuve que sonreír. "Claro diversion", murmuró con calma, mientras le daba otro mordisco a la pizza. “El comienzo de la primavera es la estacion favorita de Emmett ", dije, continuando con la conferencia. "Acaban de salier de la hibernación, por lo que están más irritables". Setenta años despues, y él todavía no superaba el haber perdido aquel primer encuentro. "No hay nada más divertido que un oso pardo irritado," Bella admitió, asintiendo solemnemente. No pude evitar reir mientras sacudia la cabeza por su ilógica calma. Tenía haber algo. "Dime qué estás pensando realmente, por favor." "Estoy tratando de imaginarlo pero no puedo", dijo, arugando la frente , "Cómo cazar un oso sin armas?" "Oh, tenemos armas", le dije, con una amplia sonrisa. Esperaba que retrocediera, pero ella estaba muy quieta, mirandome. "Simplemente no del tipo que las leyes de caza. Si alguna vez has visto atacar a un oso en la televisión, debería ser capaz de visualizar como caza Emmett." Miro hacia la mesa donde se sentaban los demás, y se estremeció. Finalmente. Y entonces me reí de mi mismo, porque sabía que parte de mí desaba que lo ignorara. Sus ojos oscuros eran amplios y profundos cuando me miro. "¿Tambien tu te pareces a un oso?” pregunto casi en un susurro"Más o menos como un puma, o eso es lo que me dicen," le dije, tratando de sonar distante. "Tal vez nuestras preferencias sean significativas". Sus labios se levantaron en una sonrisa. "Tal vez", repitió. Y entonces inclino la cabeza a un lado, y de repente la curiosidad fue clara en sus ojos "¿Es algo que podría llegar a ver? " No necesitaba imagenes de Alice para ilustrar este horror, con mi imaginación era suficiente. "Absolutamente no," gruñi.Se alejo de mí, lucia perpleja y asustada. Me eche hacia atrás, queriendo poner distancia entre los dos. Nunca iba a ver eso, o si? Ella no hacia una sola cosa para ayudarme a mantenerla con vida. "Demasiado aterrador para mí?", Preguntó, su voz estaba bien, su corazón sin empargo, estaba acelerado. “"Si asi fuera te sacaría esta noche," hablando entre dientes “Necesitas una buena dosis de miedo. Nada te caeria mejor " "Entonces ¿por qué?", Exigió, sin inmutarse La mire fijamente, a la espera de que reflejara panico. Yo tenia miedo. Podría imaginar claramente lo que pasaría teniendo a Bella cerca cuando cazara… Sus ojos seguían siendo curiosos, impaciente. Esperaba que respondiera. Pero nuestra hora habia terminado. "Más tarde", me levante. "Vamos a llegar tarde." Miró alrededor, desorientada, como si hubiera olvidado que estábamos en el almuerzo. Sorprendida que no estubieramos solos en algun lugar privado. Entendia bien ese sentimiento. Era difícil recordar el resto del mundo cuando estaba con ella. Se levantó rápidamente, y acomodo su mochila sobre su hombro. "Muy bien: despues," dijo, y pude ver la determinación en su boca; no va a dejar pasar esto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.::Twilight and New Moon sounds::.


VideoPlaylist
I made this video playlist at myflashfetish.com